Las empresas podrán solicitar desde 25 millones del fondo de rescate y tendrán que presentar plan de viabilidad

Hacienda da luz verde a los detalles del fondo de 10.000 millones.

El Gobierno ha aprobado los detalles del fondo de rescate de 10.000 millones para que las empresas consideradas estratégicas puedan reforzar su solvencia. El pasado 3 de julio el Ministerio de Hacienda aprobó este instrumento que va a depender de la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, a través del cual las empresas podrán solicitar desde 25 millones de euros. El importe máximo dependerá de las necesidades financieras de cada una para ser viable, aunque en ningún caso podrá mejorar la cantidad solicitada el patrimonio neto de la compañía del 2019.

Según ha detallado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, podrán acceder a esos fondos “empresas estratégicas a nivel nacional y regional”. Asimismo, la ministra de Hacienda ha aclarado que la entrada del Gobierno en las sociedades que atraviesan una situación complicada desde el punto de vista financiero es compatible con las ayudas de la Unión Europea.

 

Proceso

Solicitar por escrito y no ser insolvente en el 2019

Las empresas que quieran acogerse a este fondo deberán iniciar el procedimiento mediante solicitud por escrito. Entre las condiciones que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha fijado para acceder al fondo, destaca la obligatoriedad de que la sociedad tenga la sede social en España, así como sus principales centros de trabajo.

La compañía que recurra a esta fórmula porque su situación económica ha empeorado por la pandemia no podía estar en crisis a 31 de diciembre del 2019. Tampoco podía haber presentado antes de esa fecha concurso voluntario de acreedores o ser insolvente. Además, no puede haber sido condenada por malversación de caudales públicos.

Otro requisito fundamental es que debe demostrar que sin esa ayuda resultaría muy difícil “mantenerse a flote”, ha subrayado Montero en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros. Además, debe acreditar que el cese del negocio supondría “un impacto fuerte en la economía y en el empleo del país”.

 

Empresas candidatas

Las aerolíneas recurrirán a esta fórmula

Entre las empresas que suenan como candidatas para acudir a este rescate destacan Iberia, el grupo Globalia, dueño de Air Europa y propietario de Halcón Viajes, así como Duro Felguera.

Para recibir la ayuda, que puede ser en forma de préstamos participativos, suscripciones de acciones, deuda convertible o participaciones sociales, hay que presentar un plan de viabilidad a medio y largo plazo, que describa la utilización de los fondos públicos. Además, la empresa deberá presentar una previsión de reembolso del apoyo estatal, estar al corriente del pago de las obligaciones por reintegro de subvenciones o ayudas públicas y de las obligaciones tributarias y de la Seguridad Social.

Y entre las restricciones que ha impuesto el Gobierno destacan que no se podrá hacer una expansión comercial agresiva, tampoco repartir dividendos y los consejeros de la compañía no podrán recibir primas o remuneraciones extraordinarias.

El fondo de rescate, dotado con 10.000 millones, estará operativo en 30 días, según la portavoz.