Los autónomos podrán dejar de pagar la cuota y acogerse a la prestación prevista para ellos

La Asociación de Trabajadores de Autónomos (ATA), entre otros colectivos de autónomos han reclamado en los últimos días al Gobierno, que les había “dejado en la cuneta” en sus paquetes de medidas para paliar el impacto económico por el coronavirus. El Gobierno, a través de su ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, les ha respondido que no es así y que aquellos trabajadores por cuenta propia perjudicados por la crisis sanitaria están, entre otras cuestiones, exentos del pago de cotizaciones.

Escrivá en su perfil de Twitter, señaló que “todos los autónomos obligados a cerrar por el Estado de Alarma o con una caída de ingresos del 75%, tienen ya derecho a la prestación que aprobamos en el último Consejo de Ministros independientemente de su condición”. “Los autónomos en esta situación estarán exentos de pagar cotizaciones a la Seguridad Social , y además, recibirán una prestación equivalente al 70% de la base reguladora, lo que supone un mínimo de 661 euros para los afectados por el coronavirus, ha indicado.

Por su parte Eduardo Abad, presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA),  ha mandado un mensaje de tranquilidad a los autónomos recordando que  "todos los autónomos de este país van a poder acoger al cese de actividad, incluso los societarios", y exonerarse del pago de la cuota, resaltando que todos los trabajadores por cuenta propia van a poder acogerse al "paro de los autónomos", dejar de pagar la cuota y recibir de prestación el 70% de su base reguladora y, para ello, no van a tener que darse de baja ni en Hacienda ni en la Seguridad Social.

Además, asegura que desde UPTA se ha empezando a tramitar con los gobiernos autonómicos una ayuda extraordinaria de 300 euros para todos los autónomos que estén en cese de actividad. Y que "también a las comunidades autónomas les pedimos y solicitamos que las ayudas vayan dirigidas a sufragar los gastos de alquiler, los gastos de mantenimiento o de suministros"

La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) es de la opinión, de que la crisis del coronavirus supondrá una pérdida de 300.000 empleos en 2020, si sólo dura un mes, según una primera estimación realizada por la patronal, de los cuales algo más del 61% se producirían en las pymes. Alertando de que si no hay ayudas específicas para las pymes, estas se podrían ver "especialmente afectadas", al contar con unos márgenes de maniobra mucho más limitados que las empresas de mayor tamaño.


FUENTE: ADADE CENTRAL