Escrivá propone el retraso de la edad real de jubilación, la inmigración y los impuestos para reforzar las pensiones en la Seguridad Social

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, insistió de nuevo, ante la Comisión de Trabajo del Congreso de los Diputados, con las mismas propuestas para paliar la crisis del sistema de pensiones, cada vez más acentuada.

Según el ministro, “hay que eliminar gastos impropios del sistema de cotizaciones”. Casi 12.000 millones de gastos, el 70% del déficit, se abonan con cargo al sistema sin que nadie haya cotizado estrictamente por ellos. Así como, reducir el gasto en Incapacidad Temporal, ya que  «la Seguridad Social se gasta 300 millones al año en incentivos a las comunidades autónomas para la Incapacidad Temporal y, con toda seguridad, hay margen para utilizarlos mejor», remarcó. "Lo que hemos hecho es sobrecargar la Seguridad Social con todo tipo de medidas que se financian con cotizaciones sociales. Pero se deben pagar con los Presupuestos y esto genera una fotografía distorsionada"

También es partidario de impulsar los actuales incentivos positivos al retraso de la jubilación, “algunos son desconocidos y otros están mal diseñados”. De media, en la actualidad los trabajadores se jubilan a los 64,5 años, mientras que la edad fijada por ley –que ha de llegar a los 67– ya alcanza para este año los 65 y diez meses.

Con respecto a la inmigración, Escrivá señaló que España tiene un nivel de población extranjera "inferior al de países homologables", y ha manifestado que la llegada de ciudadanos de otros países es necesaria desde un punto de vista económico y de bienestar. "La población española se hubiera estabilizado por debajo de 40 millones de personas y nuestro mercado laboral y nuestro Estado de Bienestar serían muy diferentes"

FUENTE: ADADE CENTRAL