Los inspectores de Hacienda reclaman más normas que les ayuden en su trabajo

En su búsqueda de eficacia para combatir el fraude fiscal, los inspectores de Hacienda reclaman entre otras cosas, en su paquete de propuestas del Gestha, el pago a confidentes que denuncien irregularidades a cambio de una recompensa económica o un modelo de reducción de sanción por “pronto pago” al estilo de las multas de Tráfico, pero no del 50% como Tráfico, sino del 20% del total de la sanción.

Entre las 41 propuestas para la nueva ley antifraude, recogidas en un documento elaborado y entregado al director general de Tributos del Ministerio de Hacienda, por el sindicato de inspectores de Hacienda, encontramos desde el seguimiento del comportamiento tributario de los patrimonios relevantes (un colectivo de 170.000 contribuyentes), la limitación a 1.000 euros en el importe de los pagos en efectivo entre empresarios o el control del abuso de formas societarias, reducir a 5.000 euros el límite de pagos en efectivo para no residentes, frente a los 10.000 previstos en el anteproyecto, así como que no sean deducibles en el IRPF, Sociedades e IVA, la reducción por pago en el 20% de la sanción inicialmente impuesta, de modo que la suma de ambas reducciones (por conformidad y por pago en plazo) dejen justo en la mitad la sanción impuesta, restringir la utilización del sistema de la estimación por módulos en el IRPF y régimen simplificado de IVA, instaurando como norma general la estimación directa en el IRPF y régimen general en el IVA, salvo para los empresarios que destinen sus bienes o servicios exclusivamente al consumidor final, no empresario dentro de los límites de facturación y compras vigentes, entre muchas otras.

Habrá que esperar al borrador de la futura ley de lucha contra el fraude, para saber cuantas y cuales de estas propuestas del sindicato de inspectores de Hacienda son incluidas en la nueva Ley.

FUENTE: ADADE CENTRAL