La UE aprueba mejorar la fiscalidad de las pymes para el comercio entre Estados miembros

Los eurodiputados aprobaron en el pleno de Estrasburgo, celebrado esta semana, los planes para reducir la burocracia para las pequeñas y medianas empresas (pymes) al cumplir con las normas del IVA y permitir exenciones en el comercio intraeuropeo, que hasta ahora sólo se aplicaban a escala nacional. En la sesión de Ecofin del 8 de noviembre de 2019, el Consejo acordó una orientación general sobre una nueva simplificación de las normas del IVA aplicables a las pequeñas empresas (pymes). 

Se trata de un proyecto de Directiva por la que se modifica la Directiva  de 2006, relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido, en lo que respecta al régimen especial de las pequeñas empresas, y el Reglamento de 2010, en lo que respecta a la cooperación administrativa y al intercambio de información a efectos de vigilancia de la correcta aplicación del régimen especial de las pequeñas empresas

La orientación general del Consejo mantiene la propuesta de la Comisión de hacer extensiva la exención del IVA para las pymes a las pymes no establecidas, en consonancia con el espíritu del mercado único. En segundo lugar, la orientación general del Consejo amplía, tal como se prevé en la propuesta de la Comisión, el período transitorio para que las pymes pasen de una exención al régimen normal del IVA.

La iniciativa, encabezada en el Parlamento Europeo por Inese Vaidere, del Partido Popular Europeo, tiene como objetivo reformar las normas del IVA aplicables a las pequeñas empresas con el fin de reducir la carga administrativa y los costes de cumplimiento para las pyme, con el fin de contribuir a la creación de un entorno fiscal beneficioso al crecimiento de estas empresas y al desarrollo del comercio transfronterizo.

Se estima que los costes contables del IVA para las pequeñas empresas se reducirán en un 18%, lo que significa un descenso de 68.000 a 56.100 millones de euros en toda la Unión Europea. Con esta mejora en la fiscalidad, se prevé que el comercio transfronterizo para las pequeñas empresas podría aumentar en un 13,5%.

La reforma propuesta permitirá que se aplique una exención del IVA similar a las pequeñas empresas establecidas en otros Estados miembros. En estos momentos, el esquema actual establece que la exención del IVA para las pequeñas empresas solo está disponible para los operadores nacionales.

La propuesta modificada de directiva establece que las pequeñas empresas podrán beneficiarse de normas de cumplimiento simplificadas si su volumen de negocios anual no supera el umbral establecido por el Estado miembro en cuestión. El umbral específico de este país no puede superar los 85.000 euros.

En determinadas condiciones, las pequeñas empresas de otros Estados miembros con actividades transfronterizas, si no superan este umbral, también podrían beneficiarse del régimen simplificado, siempre que su volumen de negocios anual total en toda la Unión no supere los 100.000 euros.

La normativa para una "ventanilla única para las pyme" (One Stop Shop), y las disposiciones más detalladas sobre la cooperación administrativa, para el intercambio de información entre los Estados miembros, están en consonancia con el dictamen del Parlamento Europeo sobre esta propuesta.

Las nuevas normas se aplicarán a partir del 1 de enero de 2025. Los eurodiputados aprobaron el texto propuesto por los Estados miembros por 592 votos a favor, 22 en contra y 51 abstenciones.

Esta norma ha estado en proceso legislativo desde 2018. El Parlamento ya expresó su opinión conforme en septiembre de ese año. No obstante, el Consejo adoptó su posición en noviembre de 2019 y decidió consultar nuevamente al Parlamento Europeo sobre su posición, ya que difería sustancialmente de la propuesta original de la Comisión. En el pleno del miércoles, el Parlamento dio su aprobación por una amplia mayoría.

FUENTE: VALENCIA PLAZA