El Gobierno, en el último consejo de ministros del 2019, prorroga el impuesto de Patrimonio

El Consejo de Ministros del 27 de diciembre ha aprobado un Real Decreto-ley que recoge medidas urgentes en materia tributaria, catastral y de Seguridad Social. En materia tributaria, la portavoz ha destacado que se mantiene la vigencia del Impuesto sobre el Patrimonio para 2020.

El Impuesto de Patrimonio, a pesar de su carácter temporal, seguirá vigente por décimo año consecutivo este 2020, desde que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en plena crisis, lo recuperara con carácter temporal, siendo prorrogado desde entonces, por los ejecutivos  de Mariano Rajoy y de Pedro Sánchez.

España es el único país de la Unión Europea que lo sigue aplicando. En Francia dejó aplicarse en 2018, aunque las manifestaciones de los «chalecos amarillos» pedían restaurar en Francia su equivalente al impuesto de Patrimonio español, por lo que no se descarta que se acabe recuperando. Los detractores del tributo alegan que estos impuestos contribuyen a la deslocalización de grandes patrimonios, en un mundo cada vez más globalizado.

En cifras, España recauda un 2,7% del PIB con gravámenes sobre la propiedad, el Impuesto de Patrimonio apenas contribuye a estos ingresos: es el IBI (Impuesto sobre Bienes inmuebles) el que más aporta. De lo que recauda Hacienda con impuestos a la riqueza, el 40% proceden del IBI, de Sucesiones un 8% de los ingresos de estos tributos, mismo porcentaje que la plusvalía local, siendo un 4% la aportación del Impuesto de Patrimonio.

Con la prorroga del Impuesto sobre el Patrimonio para el ejercicio 2020, se considera que el primer paso del próximo gobierno (PSOE-PODEMOS) para que no decaiga un tributo cuya recaudación rebasa los 1.100 millones y que se espera se armonizará al alza, lo que probablemente acabará con la bonificación del 100% que disfruta la Comunidad de Madrid.

FUENTE: ADADE CENTRAL