¿Qué es el «síndrome del trabajador quemado» ¿Cuales son los síntomas?

El síndrome de «burn out», o del trabajador quemado, puede estar detrás de patologías tan graves como un infarto de miocardio y de dolencias más leves como jaquecas diarias. Incluso puede llegar a incapacitar de forma permanente y absoluta a una persona para desarrollar cualquier tipo de trabajo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  ha reconocido esta semana esa dolencia como una enfermedad profesional, que entrará en vigor en 2022. Este impulso «dará mayor visibilidad» a este trastorno, que hasta ahora no se tenía tan en cuenta a la hora de gestionar las bajas por contingencias profesionales en el ámbito laboral. Hasta ahora este síndrome era ignorado en bastantes ocasiones en nuestra sociedad, provocando reacciones emocionales que nos hacen sufrir y enfermar, asegura Antonio Cano, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) y catedrático de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

La OMS « ha dicho que el 'burn out' está relacionado con el área del trabajo, y no con la vida cotidiana como se creía»
¿Qué es el burnout?

Este síndrome es una respuesta al estrés laboral crónico que produce actitudes negativas hacia las personas con las que se trabaja y la propia actividad desarrollada. Este trastorno genera en el trabajador una sensación de no poder dar más de sí en el ámbito laboral al encontrarse emocionalmente agotado. Se produce en profesiones que implican un contacto directo con personas como por ejemplo profesionales sanitarios, profesores, policías, funcionarios de prisiones, asistentes sociales, etc.

Hay cinco fases de este síndrome que son: Entusiasmo, Estancamiento, Frustración, Apatía, Quemado.

Lo ha acentuado la crisis y la nuevas formas de trabajo que surgen con la revolución tecnológica que vivimos. El estudio «Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés» concluye que «el estrés laboral está detrás del 49,2% de los trabajadores que acuden a los médicos de atención primaria y presentan altos niveles de ansiedad y psicomatización, con dolores de cabeza, intestinales, dermatitis...» asegura Antonio Cano

FUENTE: ADADE CENTRAL